Consejos para Viajes Largos en Avion

Síguenos en insta

Viajar en avión puede ser emocionante y una excelente manera de llegar rápidamente a nuestro destino. Sin embargo, los viajes largos en avión pueden resultar agotadores y desafiantes para nuestro cuerpo. En este blog, compartiré algunos consejos útiles para hacer que tus viajes largos en avión sean más cómodos y placenteros.

1. Elige el asiento adecuado

La elección del asiento puede marcar la diferencia en un viaje largo en avión. Si eres propenso a sentirte mareado o incómodo, elige un asiento cerca de las alas, ya que aquí es donde se experimenta menos turbulencia. Si necesitas estirar tus piernas con frecuencia, opta por un asiento en el pasillo para facilitar tu movimiento.

2. Mantente hidratado

La deshidratación es común durante los vuelos largos, debido a la baja humedad en la cabina del avión. Bebe suficiente agua antes y durante el vuelo para mantenerte hidratado. Evita el consumo excesivo de alcohol y cafeína, ya que pueden aumentar la deshidratación.

3. Viste ropa cómoda

Opta por ropa suelta y cómoda para el viaje en avión. Evita prendas ajustadas o con telas incómodas que puedan restringir tu movimiento. Llevar una chaqueta ligera o un suéter es recomendable, ya que la temperatura en el avión puede variar.

4. Realiza ejercicios y estiramientos

Los vuelos largos pueden hacer que tus músculos se sientan rígidos y doloridos. Intenta realizar ejercicios y estiramientos sencillos en tu asiento para mantener la circulación y evitar la incomodidad. Levanta los pies y gira los tobillos, estira los brazos y el cuello suavemente. Levantarte y caminar por el pasillo cada pocas horas también es beneficioso.

5. Lleva entretenimiento

Los vuelos largos pueden volverse aburridos, especialmente si no tienes nada que hacer. Lleva contigo un libro, revistas, música o películas descargadas en tu dispositivo para mantenerte entretenido durante el vuelo. También puedes aprovechar para aprender algo nuevo a través de aplicaciones de idiomas o juegos de trivia.

6. Descansa lo suficiente

Dormir bien antes de tu vuelo y descansar durante el viaje es esencial. Lleva una almohada de cuello y una manta ligera para ayudarte a relajarte y descansar. Utiliza tapones para los oídos o antifaz si el ruido y la luz te dificultan conciliar el sueño.

7. Cuida tu piel

La piel tiende a secarse durante los vuelos largos debido a la deshidratación. Aplica crema hidratante y protector labial para mantener tu piel hidratada. Evita utilizar maquillaje pesado durante el vuelo y lleva contigo toallitas desmaquillantes para refrescar tu rostro.

Conclusión

Viajar en avión puede ser una experiencia emocionante, pero los vuelos largos pueden resultar agotadores. Siguiendo estos consejos, podrás hacer que tu viaje sea más cómodo y placentero. Recuerda elegir el asiento adecuado, mantenerte hidratado, vestirte cómodamente, realizar ejercicios, llevar entretenimiento, descansar lo suficiente y cuidar tu piel. ¡Disfruta de tu viaje y llega a tu destino con energía y buen ánimo!